Portal sobre cirugía del cáncer de mama

Braquiterapia con Balón Intracavitario

Pin It

Bajar pdf (1,15 Mb)

Introducción:

La braquiterapia con balón intracavitario se ha postulado como una alternativa a la radioterapia externa en el tratamiento del cáncer de mama de estadio inicial y consiste en la administración de radioterapia con fraccionamiento acelerado de dosis, mediante un catéter conectado a un balón. Esta técnica disminuye el volumen de irradiación y permite mayores fracciones de tratamiento en un menor tiempo de aplicación.

Objetivos:

Evaluar la efectividad de la braquiterapia con balón intracavitario como tratamiento adyuvante de la cirugía conservadora en el cáncer de mama de estadio inicial en términos de recurrencia, supervivencia, resultados cosméticos y de satisfacción de la paciente. Determinar la seguridad de dicho procedimiento en términos de toxicidad de la radioterapia.

Métodos: 

Se realizó una búsqueda de la literatura científica, desde enero de 2006 hasta enero de 2010, en las siguientes bases de datos: Medline, Embase, HTA, DARE, NHSEED, Web of Science, Cochrane Library Plus, Clinical Trials Registry, International Clinical Trials Registry Platform y Current Controlled Trials. De los artículos resultantes se seleccionaron únicamente aquellos que cumplieron los criterios de selección, procediéndose posteriormente a la extracción de datos y a una síntesis de la evidencia.

Resultados y discusión

: Se seleccionaron 61 estudios para su evaluación a texto completo, de los que 28 cumplieron los criterios de inclusión, siendo todos de carácter observacional. Todos los estudios siguieron unos estrictos criterios de selección de las pacientes. La tasa de recurrencia observada fue baja, registrándose 8,1% como valor más alto, y con elevadas tasas de supervivencia, en torno al 95%. En la mayoría de los estudios, los resultados cosméticos obtenidos fueron buenos/excelentes en >90% de las pacientes. La técnica parece ser segura, siendo sus efectos secundarios más frecuentes el desarrollo de seroma, con valores que oscilaron entre el 10 % y el 76,3%, la infección entre el 1% y el 12% y la necrosis grasa, siempre con valores inferiores al 10%. Factores clave que determinaron unos peores resultados fueron la técnica abierta con respecto a la percutánea, una distancia del balón a piel < 7mm y, en el caso de las recurrencias, un componente intraductal extenso.

Conclusiones:

Hasta el momento, la braquiterapia con balón intracavitario muestra unos resultados aceptables en cuanto a eficacia y seguridad, aunque no existen estudios a largo plazo que permitan afirmar que la braquiterapia es tan eficaz en términos de supervivencia como otras formas de tratamiento. Es imprescindible realizar una adecuada selección de las pacientes candidatas a esta técnica, que serían aquellas con un bajo riesgo de extensión del tumor fuera del lecho original. La modalidad de la técnica empleada (abierta o cerrada) y sus variables resultantes, como la distancia del balón a piel, la adecuación del balón a la cavidad de la lumpectomía y la simetría del balón con relación al catéter, se consideran críticos a la hora de implementar la técnica. Para poder emitir conclusiones firmes, serán necesarios estudios con mayor tiempo de seguimiento, de carácter prospectivo y ensayos clínicos aleatorizados que permitan profundizar en el conocimiento de la efectividad y seguridad de la técnica.

Escribe tu comentario: