Portal sobre cirugía del cáncer de mama

Colgajo Adipofascial (Adipofascial Flap)

Pin It

 

El colgajo adipofascial constituye un recurso técnico para la reconstrucción parcial de defectos del polo inferior de la mama a partir de una porción grasa y aponeurótica situada en la región inframamaria y que se diseca subcutáneamente desde el surco submamario. Su principal objetivo es la movilización de este contenido graso al polo inferior para rellenar de forma autóloga el defecto ocasionado tras una tumorectomía. La utilización de este colgajo ha sido popularizada por cirujanos orientales en el contexto de la cirugía conservadora en mujeres con escaso volumen mamario y, al mismo tiempo, permitir una cicatriz inapreciable en el surco inframamario en una sociedad que, como la japonesa, presenta una baja tolerancia a las cicatrices visibles en la imagen femenina. Las ventajas de este procedimiento son mayores que sus defectos. Entre las primeras destacan la remodelación de un defecto a partir de material autólogo con buena tolerancia a la irradiación y una cicatriz poco visible en el surco submamario, especialmente en mujeres con ptosis mamaria, así como la restauración del volumen inicial de la mama enferma que hace innecesaria la simetrización en la mama opuesta. Como inconveniente principal debemos mencionar el defecto anatómico que se produce en el hipocondrio como consecuencia de la pérdida de tejido subcutáneo, defecto que se recupera parcialmente con el paso del tiempo

El colgajo adipofascial se fundamenta en la existencia de perforantes en las inmediaciones del surco submamario. Las disecciones realizadas en cadáveres han demostrado la presencia de 2-3 perforantes que, provenientes del plano muscular (inserción del recto mayor en la pared costal) se dirigen al plano subcutáneo en donde se ramifican para ofrecer cobertura vascular al tejido adiposo y cutáneo. En los colgajos disecados en el tercio medial del surco existe la posibilidad de que su irrigación se vea complementada por la sexta perforante de la mamaria interna, que emerge en las inmediaciones del apéndice xifoides de manera casi constante. Este complemento vascular incrementa las posibilidades de viabilidad del colgajo.

El colgajo adipofascial preserva estas perforantes a nivel de su eje de movilización, el único elemento del colgajo que permanece adherido a la pared costal y que le permite desplazar su volumen hacia el defecto mamario manteniendo su irrigación

Escribe tu comentario: