Portal sobre cirugía del cáncer de mama

Abordaje Axilar (Axillary Access)

Pin It

El acceso axilar constituye el procedimiento menos agresivo en el manejo conservador del cáncer de mama ya que permite la extirpación tumoral y la estadificación ganglionar a través de una mínima incisión en la línea axilar anterior. Su principal indicación la constituyen las tumoraciones ubicadas en la cola de Spencer y en el cuadrante superoexterno, si bien algunos autores también han utilizado este abordaje para la extirpación de lesiones en cuadrantes mediales e inferiores con la ayuda de material endoscópico y/o una segunda incisión periareolar.

Su principal limitación técnica es la distancia respecto a la incisión axilar ya que su ejecución no sólo precisa la tunelización hasta la tumoración sino, además, un despegamiento cutáneo local para facilitar tanto la extirpación como la remodelación. La afectación cutánea y la multifocalidad constituyen otras limitaciones para este abordaje. La ejecución técnica de este abordaje es sencilla. Tras planificar una incisión sobre el borde posterior del pectoral mayor se progresa subcutáneamente hacia la tumoración, bien guiados a la palpación o por un método localizador para lesiones no palpables (isótopo, arpón). Una vez alcanzada la tumoración se realiza un despegamiento amplio del área para abordar la extirpación y el marcaje de los bordes. Finalmente se confeccionan los colgajos dermoglandulares con el tejido adyacente para el cierre del defecto y para ello sentaremos a la paciente con el fin de visualizar posibles retracciones en el contorno mamario. La estadificación ganglionar puede realizarse a través de la misma incisión, especialmente cuando se planifica una biopsia de ganglio centinela ya que su ejecución será sencilla a través de una incisión axilar amplia y próxima al área de captación isotópica. Si fuese necesaria la realización de una linfadenectomía axilar, ésta podrá llevarse a cabo mediante la ampliación de la incisión inicial en forma de “U”, haciendo coincidir su rama posterior con el borde lateral del dorsal ancho, a fin de ocultarla en el hueco axilar tras la apertura de los drenajes de aspiración.

Dr. Benigno Acea

Caso Clínico:

Esta mujer de 42 años presenta un carcinoma infiltrante en la región infraclavicular izquierda. Se propuso una tumorectomía a través de una incisión axilar izquierda que permitió la exéresis de la tumoración y la estadificación ganglionar mediante una biopsia selectiva de ganglio centinela. El resultado final es una cicatriz única y oculta en la línea axilar anterior.

Escribe tu comentario: