Portal sobre cirugía del cáncer de mama

Abordaje Periareolar (Periareolar Access)

Pin It

El abordaje periareolar (Round-block) ha constituido el procedimiento más difundido para la obtención del un resultado estético adecuado, especialmente en el contexto de la patología benigna de mama. Este abordaje permite la exéresis de lesiones próximas a la areola, hasta una distancia de 2 cm, pero puede ampliar sus indicaciones mediante la utilización de tunelizaciones hacia la lesión mamaria. Su principal indicación se encuentra en lesiones situados en el polo superior ya que en esta región la exéresis de tejido no conlleva, en la mayoría de los casos, una afectación del contorno mamario ni desplazamientos en el CAP. Esta característica permite tunelizaciones amplias en el polo superior para el acceso a lesiones alejadas del CAP y por ello es un procedimiento idóneo para el abordaje de tumores en regiones visibles en el escote femenino, como son el cuadrante superiointerno y región intercuadrantérea superior. Por el contrario, el polo inferior mamario no constituye una indicación idónea para este abordaje, especialmente las lesiones alejadas del CAP, ya que la tunelización se ve dificultada en mayor medida por la ptosis mamaria y porque la cicatrización posterior repercute sobre la convexidad del polo inferior, rectificando dicha convexidad y provocando una deformidad en el contorno mamario.

Este procedimiento posibilita un despegamiento cutáneo extenso en el polo superior mamario en aquellos casos en donde se precise una remodelación a partir de la disección de colgajos dermoglandulares, especialmente las localizaciones alejadas del CAP situadas en el cuadrante superointerno e intercuadrantereo superior. El resultado final garantiza un volumen mamario y una localización del CAP similares al preoperatorio aunque una disminución en la proyección mamaria. En aquellos casos en los que se considere necesaria una movilización del CAP, ésta podrá llevarse a cabo con facilidad mediante la confección de un segundo círculo descentrado hacia la posición a la que deseamos desplazar el CAP. En cualquiera de la opciones antes descritas, los drenajes pueden exteriorizarse a través del surco submamario con el fin de aminorar la visibilidad de las cicatrices.

La estadificación ganglionar exige la realización de una segunda incisión a nivel axilar ya sea para la realización de una biopsia de ganglio centinela como para una linfadenectomía axilar. En aquellos casos en donde se precise una biopsia de ganglio centinela en la mamaria interna debe intentarse su exéresis desde este abordaje periareolar mediante un despegamiento amplio de la cubierta cutánea del cuadrante superointerno y una cuidadosa disección de las perforantes arteriales de la mamaria interna. La alternativa a este abordaje es una incisión paraesternal visible en el escote.

Los principales efectos adversos del abordaje periareolar son las cicatrices queloides, especialmente en poblaciones vulnerables como mujeres de raza negra, y la hipopigmentación de la areola, que puede corregirse mediante tatuaje. Las alteraciones en la sensibilidad del CAP debe discutirse previamente con la paciente y para minimizar su aparición debemos intentar conservar el pedículo interno siempre que sea posible. La radioterapia postoperatoria puede inducir a medio o largo plazo alteraciones en el resultado estético del CAP como distorsiones en la areola, muy patentes cuando no se ha realizado una remodelación del lecho tumoral, o desplazamientos del CAP, que pueden minimizarse mediante la planificación de un segundo círculo cuando se prevea una extirpación significativa de tejido próximo al centro mamario.

Dr. Benigno Acea

Caso Clínico

Esta mujer de 56 años ha sido diagnosticada de un carcinoma infiltrante en el cuadrante supeorinterno de la mama derecha. Con el fin de evitar una cicatriz visible en el escote, se propuso un abordaje periareolar para la extirpación del tumor mediante una tunelización, y una biopsia de ganglio centinela con una incisión axialr. Tras la extirpación local se realizó una remodelación con colgajos dermoglandulares. En el postoperatoiro inmediato puede evidenciarse la equímosis cutánea por el despegamiento llevado a cabo.

 

Escribe tu comentario: